lunes, enero 24, 2011

De Amor y Otras Adicciones... Muy recomendable


Partiendo de la frase "A veces en la vida llega alguien que cambia todo en lo que has creído acerca de ti"... eso es esta película. Para los que a veces se toman la molestia de leer este blog, siempre trato de encontrar un punto de identificación personal.

Esta película no es la excepción, "De amor y otras drogas", sin entrar en detalles de la historia, que pintaría para una "chick-flick", va más allá de eso, un historia que no está ubicada en tiempo actual sino en la década de los 90's. Habla de Maggie, un espíritu libre, y de Jamie, un tipo con un carisma envidiable ya quisiera yo tener la décima parte de ese charming... claro si se es Jake Gyllenhall.. así cualquiera), que se encuentran, y ese encuentro cambia sus vidas por siempre. Un encuentro "casual" que crece de tal forma que los sorprende y cambia sus vidas y cambian de raíz en lo que cree cada uno y ceden al efecto de LA droga llamada "amor".

Esta película me hizo pensar en un par de cosas. Muchas veces creo que la vida me ha puesto en una situación "extraña", vaya, no me quejo pero tampoco salto de felicidad, a lo largo de mis 37 años he aprendido, muchas veces a la mala que la vida no es fácil y me cuesta mucho trabajo lograr cosas que tal vez para otros sean meros requisitos a cumplir. Pocas, y muuuy pocas, son las cosas en las que creo de mi persona, y mi forma de ver la vida ha cambiado en la última década, y durante esos diez años se ha modificado. ¿Por qué? por esa frase con la que inicié este texto, siempre hay alguien que llega en nuestras vidas (a veces se quedan, a veces solamente toca un punto y se van) y cambian todo lo que creémos de nosotros mismo. Hoy me doy cuenta que del Carlos Pulido con sus "planes de vida" de hace diez años, ya no existe, quedaron cosas pero nada que ver de todo aquello en lo que creía. Palabras de aliento y otras de desaliento han hecho de ese Carlos el Carlos que escribe esto hoy.

Al ver atrás, veo con asombro y con sentiemientos encontrados, que hay partes de aquel Carlos que jamás se recuperarán y se perdieron en el pasado por siempre, otras que agradezco que no estén más, pero hay otras que aunque quiera retomar no serán más, por el simple hecho del paso del tiempo.. ojo no estoy traumado por mi edad, sino por aquello que ya no puede ser. Muchos "ideales" o "sueños" que murieron después de una serie de pequeños "golpes emocionales"... por parte de aquellos que se cruzan en nuestras vidas.

Últimamente, me he estado cuestionando muchas cosas personales, profesionales entre otras muchas cosas más. Estoy agradecido por muchas cosas buenas que me ha dado la vida, mis alumnos, mi trabajo, el escenario, el teatro, mis amigos... pero también duele por tantas pérdidas irreparables y no solo a nivel material o de seres queridos...

El sábado pasado tuve un pequeño encuentron con alguien que creo que estoy perdiendo, que ya no le veo a los ojos desde hace mucho, la mirada no la podemos sostener, nos da tristeza también vernos, ver cómo los años nos han alejado uno del otro y que queda algo por ahí que tenemos que recuperar... el sábado fuimos al cine y coincidimos en eso... que tenemos que volver a estar juntos, al final de cuentas, y hasta donde sé, es el único que estará conmigo al final del camino... el sábado salí con alguien con quien no estaba desde hace mucho tiempo: YO.

Extraño muchas cosas y necesito volverme a enamorar de mí mismo, necesito esa "droga" llamada "amor" para volver a creer en Carlos. Será que eso me ayude?.. eso espero.. de todas formas seguiré saliendo con Carlos a ver qué tal se desarrolla esta historia....

Vayan a ver esa película... no se arrepentirán...



...and all that jazz!!!
Carlos P.

1 comentario:

julio vargas dijo...

excelnte todo lo escrito , me identifico mucho.